Ruta del Pisco en el Valle del Elqui, Chile. Hágalo usted mismo.

Levantas la vista en el corazón del Valle del Elqui y no puedes evitar notarlo: miles de hectáreas, vides hasta donde alcanza la vista, perdiéndose hasta las mismas faldas precordilleranas y más. Es la materia prima del pisco, la uva, que tras cada gota logra producir cincuenta millones de litros cada año. Conocer el Elqui es también conocer la historia de esta bebida nacional, que nos muestra cómo ha podido conjugar su vocación masiva y popular con la más clásica tradición histórica y familiar, después de casi cuatrocientos años de molienda, destilación y guarda.

Acá una pequeña descripción de las pisqueras que podrá conocer, para todos los gustos. Si sale temprano desde La Serena puede que alcance a visitarlas todas, la mayoría comienza a recibir turistas desde las 10am.

Pisco Capel:

La Cooperativa Agrícola Pisquera de Elqui no sólo es la mayor productora del país, sino una de las más exitosas en todo el mercado de licores. Nació en 1935 como una pequeña asociación de 30 agricultores que arrendaban dos pequeñas plantas en la comuna de Paihuano, en pleno Valle de Elqui, y hoy tienen capacidad para procesar 200 mil toneladas. Entrar a la planta en Vicuña es casi como conocer la Meca del pisco, donde nacen las conocidas marcas nacionales Alto del Carmen, Artesanos de Cochiguaz y la misma Capel. Ésta es la más grande del Valle de Elqui y el recorrido nos permite conocer todo el proceso en la producción del destilado, además de conocer un salón-museo que nos dará una vuelta por la historia del pisco.

Pisquera Aba – Fuegos:

A sólo ocho kilómetros de la ciudad de Vicuña se encuentra una de las clásicas pisqueras familiares que durante siglos dominaron la producción del Valle de Elqui, tal como comenzaron todas. Pisco Aba lleva destilando pisco durante tres generaciones, en las mismas salas de guarda impregnadas por décadas con ese dulce aroma frutal de la uva moscatel, una de las más utilizadas al momento de hacer pisco. El cuidado que Aba pone en su trabajo la ha llevado a convertirse en un destilado de clase superior, Premium, reconocido y premiado a nivel internacional, gracias a su selección de cepas y a su guarda en Roble y Encina francesa. La planta, cuando uno la visita, parece un poco rústica, pero no hay que fiarse por la primera impresión: como dice su administrador, Alejandro Aguirre, “las mejores recetas no dependen de cuán moderna sea la cocina, sino del gusto, de la creatividad y el talento del chef”. Tal cual.

Pisco Mistral:

Antiguas instalaciones de Pisco Mistral. Foto de octubre del 2010

Pertenece a la Compañía Pisquera de Chile, tal como también Pisco Control, Ruta Norte y Campanario, siendo uno de los más importantes en términos de calidad. La planta se encuentra en el pueblo de Pisco Elqui donde antes se fabricaba el Pisco 3R y es visita imprescindible si se encuentra de paso. Allí puede conocer la “sala de alambiques”, donde descubrirá el estilo de trabajo de las destilerías en los años treinta, cuando la producción de pisco comenzó poco a poco a industrializarse. Además, la principal atracción de esta planta radica en la posibilidad de adquirir una botella envasada completamente a mano y con una certificación de envasado artesanal, con un número de botella asociado a un número de barrica, un regalo perfecto para quienes aprecian la calidad.

Pisco Los Nichos:


Otra de las históricas, se encuentra a unos pocos kilómetros de Pisco Elqui y perteneció a Don Rigoberto Rodríguez Rodríguez, el creador del antiguo Pisco Tres Erre (3R). Su principal atractivo, además de ser una pisquera familiar, de baja y cuidadosa producción, radica en la antigua sala de guarda, que le otorga sentido al nombre del destilado: un subterráneo donde se encuentran verdaderos nichos que aún mantienen en guarda sus licores, desde hace más de ochenta años, y que también era el lugar preferido por Don Rigoberto para invitar a sus amigos a degustar al por mayor. Los cientos de recuerdos escritos sobre los nichos, a modo de epitafios, son la huella palpable de esos años. 100% recomendable para quienes quieran ser testigos de un verdadero museo de sitio del pisco.

Pisco Artesanos de Cochiguaz:

Pertenece a Capel y posee su sala de guarda en la comuna de Montegrande, la tierra de Gabriela de Mistral y donde también se encuentra el Museo Casa-Escuela de la poetiza premio Nobel. Tal como todas las pisqueras anteriores, puede realizar un tour donde ellos explican paso a paso la elaboración del pisco, además de otros cócteles como mango sour o berries. Durante el verano, en época de cosecha desde febrero en adelante, podrá ver como llegan los vehículos cargados a dejar la uva para la producción del pisco.


Galeria


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Puntuación)
Cargando…  Visto por 28

Deja un comentario